Cerveza y pizza: alimentación obligatoria durante una mudanza barata?<< volver
Miércoles, 4 de Marzo de 2015

mudanzas baratas mudanzas internacionales

Os mudáis. Es un cambio importante. Nadie dice que sea fácil pero seguro que va a salir muy bien. Si las cosas se hacen con tiempo suficiente y se planifican adecuadamente, el resultado está prácticamente garantizado. Lo primero es buscar información. En internet encontrarás numerosas agencias, mira varias opciones, pide presupuestos y decídete por la que más te convenza. Ten en cuenta qué tipo de servicio quieres. Verás cómo encuentras una opción de mudanza excelente para ti y que te salga barata. Aquí tienes algunos consejos, incluyendo qué comer. 

 

Informarse

 

 

YA ESTAMOS DE MUDANZA ¿QUÉ VAMOS A COMER?

 

La mudanza puede durar fácilmente un par de días, así que hay que tener pensado lo que vamos a comer. Tanto si estamos solos, porque hemos podido dejar a los niños con algún familiar o amigos, como si no, hay que alimentarse. La pizza y las cervezas desde luego son una opción para una mudanza barata, pero no la única. Vamos a ver otras.

 

Comida a domicilio

 

Hoy en día hay más opciones de comida a domicilio a tener en cuenta, aparte de la clásica pizza. En Internet o vía móvil podemos encontrar ofertas diversas más o menos económicas. Comida china, japonesa, o turca, por ejemplo que puedes pedir desde aplicaciones de tu móvil.

 

comida domicilio mudanza

 

 

Comer de restaurante

 

Se pueden ver opciones para comer de restaurante, tal vez no sea la opción más económica, pero a lo mejor en la zona hay menús buenos y baratos. Si vamos con los niños y los horarios se han descontrolado, una opción puede ser un menú en alguna de las típicas hamburgueserías o franquicias de pollo frito, que para una situación ocasional pueden ser una solución óptima.

 

 

¿De gorrones o de picnic?

 

Estar de traslado también es una excusa aceptable para pedir que nos inviten familiares o amigos de confianza. Pero si no podemos o no queremos, o simplemente pensamos que durante la mudanza estaremos demasiado ocupados, también podemos prepararnos un delicioso picnic que comernos acampados en el nuevo o en el viejo hogar. Se puede preparar una ensalada de pasta, una tortilla de patatas o unos bocadillos y fruta, y comer tan ricamente, como si estuviéramos de picnic. Esta es desde luego una opción conómica y seguramente más saludable que recurrir a la pizza y las cervezas. Con organización es posible y los resultados pueden ser muy agradables e incluso divertidos. 

 

 

¿Qué tal una barbacoa?

 

Esta sugerencia no sirve para todos, pero si te estás mudando a una casa con jardín y barbacoa y además has movilizado a los amigos para que te ayuden, ¿por qué no hacer una pequeña fiesta? Compra vasos y platos de plástico y llena una nevera de plástico con hielo y bebidas y otra con hamburguesas y salchichas. Que alguien traiga el pan, los cuchillos, las salsas y alguna ensalada, y ya puedes montar la fiesta de inauguración en medio del traslado. Eso sí, procura tener disponibles algunas sillas, y, si hay niños, no está de más disponer de algunos juguetes. Al final tu mudanza barata va a ser tan divertida que la recordaréis por mucho tiempo. 

 

barbacoa mudanza

 

 

Ya tenemos opciones para comer durante nuestra mudanza a Barcelona. Ahora recordamos esos preciosos consejos para impedir que nuestra comida tenga mal sabor:

 

 

FIJA UN CALENDARIO DE MUDANZA

 

Seguramente ya sabes cuándo necesitas estar instalado en tu nuevo hogar. Ya puedes ir preparando los distintos pasos. Anota la fecha límite y prepárate para el gran momento. Párate a pensar lo que necesitas llevarte y lo que no, lo que puedes guardar antes, lo que vas a estar usando hasta el último momento, lo que necesitas tener más localizable. Intenta tenerlo todo en cuenta, desde las cosas más generales a los detalles más insignificantes, y date unos plazos razonables para las diferentes fases del proyecto. Una buena planificación previa es clave en el éxito final. 

 

planificar mudanza 

 

 

BUSCA ALIADOS

 

La empresa de mudanza que hayas elegido para el traslado será uno de tus aliados. Contrata con ellos el día o días de la mudanza con suficiente antelación y concreta los detalles. Ellos pueden ayudarte y aconsejarte sobre las dudas que puedas tener. Y no está de más poder contar con la familia y con los amigos en las diferentes fases del proceso. Puedes involucrar e ilusionar a los niños en aspectos que sean accesibles para ellos, como embalar sus propios juguetes. ¿Has decidido si van a estar presentes en todas las fases del traslado? Si no es así, vas a necesitar dejarlos con alguien de confianza. Si participan en algún momento de la mudanza, tenemos que ser especialmente cuidadosos con su seguridad y también en el tema de las comidas, porque es difícil que podáis atender con comodidad sus necesidades y sus horarios. Ánimo, seguro que podemos hacer una gran mudanza, y barata.

 

 

TIRA LO QUE NO NECESITES ANTES DE EMPEZAR A EMBALAR

 

Una vez has planeado el calendario para tu mudanza ha llegado el momento de la criba. Las mudanzas baratas son un buen momento para deshacerse de lo desechable, de lo que no vamos a necesitar en nuestra nueva vida, así que, antes de empezar a embalar, mira qué cosas no utilizas o no quieres y aprovecha para tirarlas o donarlas. Te ahorrarás pagar un transporte y cargar con cosas que no necesitas. Si algunas de las cosas que vas a tirar son voluminosas, seguramente tu municipio tiene un día en que puedes dejarlas en la calle y llamar a un número para que las recojan. 

 

tirar mudanza

 

TODO EN CAJAS

 

Puedes buscar una empresa de mudanza que se encargue de todo, incluso de meter tus cosas en cajas, pero generalmente esta parte es mejor y más económico hacerla uno mismo, sobre todo la ropa, enseres y objetos de poco tamaño. Es importante disponer de cajas de diversas medidas y resistencias, así como de papel de periódico para envolver las cosas delicadas, material de relleno y cinta adhesiva o precinto para cerrar las cajas. Las cajas se las puedes pedir a tus amigos, en tiendas, comprarlas por Internet, o combinar las tres opciones. Es posible que la empresa trasportadora también te las pueda proporcionar. Procura que sean resistentes y manejables, no es bueno hacerte con cajas demasiado grandes y llenarlas mucho, puesto que después casi no se pueden mover. Todo esto lo puedes hacer con tiempo, y puedes continuar cocinando y comiendo de forma saludable en tu hogar.

 

cajas mudanza 

 

 

LO ÚLTIMO SERÁ LO PRIMERO

 

Lo primero que tenemos que embalar es lo que sabemos que será lo último que vamos a necesitar. Por ejemplo, si estamos haciendo la mudanza en verano, podemos empezar a llenar una caja con toda la ropa de invierno, que aún no vamos a necesitar. No hay que olvidar rotular las cajas: una buena idea es numerarlas, puesto que ayuda a llevar el control. También podemos llevar un registro con los números de las cajas y lo que hemos metido en cada una. Preparamos la caja, la rotulamos, la llenamos, anotamos en una lista el número de caja y lo que va dentro, y ya está. Las últimas cajas deben reservarse para los utensilios que vamos a estar empleando hasta el último momento y que vamos a necesitar cuando lleguemos a nuestro nuevo domicilio. Es bueno preparar una caja con los enseres de cocina y los platos, vasos y cubiertos, así como una cacerola y una sartén, y otra con algo de comida de preparación rápida: latas, sobres, arroz, aceite. Será de lo último que embalarás y lo primero que puedes desembalar y colocar en tu nueva cocina, así podrás empezar a cocinar de nuevo en casa cuanto antes. 

 

 

 

¿Y LAS COSAS IMPORTANTES?

 

Hay cosas que no se usan cada día pero que son importantes, como puede ser según qué documentación: contratos, escrituras, seguros, etc. Vamos a colocarlo todo en una caja que debemos tener bien controlada y que no necesitamos cerrar hasta el último momento. Mejor que sea de un color diferente y visible, así evitamos que se pueda extraviar. Podemos poner allí también las hojas en las que vamos anotando nuestras cajas, con sus números y lo que contienen.

 

 

¿NUESTRO DESTINO ESTÁ LISTO PARA RECIBIRNOS?

 

Antes de embarcarnos en el traslado es importante revisar bien que nuestro nuevo hogar está preparado. Comprobemos que se encuentre limpio, que tengamos luz y agua y que los enchufes funcionen. Tampoco está de más avisar a los vecinos de cuándo vamos a llegar y de que vamos a estar usando el ascensor, y que necesitaremos espacio en la entrada. 

 

enchufe 

 

¿Y LOS MUEBLES?

Bueno, una cosa es meter ropa y utensilios bien embalados en cajas y otra el tema muebles. Si hay muebles que viajan con nosotros a la nueva casa, lo mejor es confiar en las empresas de mudanzas para que los embalen transporten y desembalen, bajo nuestra supervisión. 

 

 

FELIZ MUDANZA

 

Esperamos que estos consejos sean de ayuda, que consigas la mudanza que sueñas y que, además de resultar económica, todo salga perfecto. Seguro que puedes elegir la opción más adecuada y planificar los detalles con ilusión. Y recuerda aquella frase que dice que los ejércitos marchan sobre sus estómagos: no te olvides de pensar un poco en el tema de la comida. Como has visto, una mudanza barata no es sinónimo de pizza y cervezas.

 

¿te parece interesante? ¡compártelo!
¿quieres un presupuesto?
otros temas interesantes
últimas entradas
Imagen de seguimiento