Como las mudanzas economicas en Barcelona se han puesto de moda<< volver
Miércoles, 13 de Mayo de 2015

mudanzas economicas

Con el verano y la nueva etapa para el mercado inmobiliario comienza una época de mudanzas y traslados por muchas motivaciones, desde cambios de residencia temporales, un nuevo trabajo o simplemente porque te has dado cuenta de que estás cansado de tu vivienda y buscas una zona más bonita y cómoda para vivir. Además, existen muchas opciones de mudanzas economicas y rápidas. Es el momento que estabas esperando, vence ese miedo al cambio y los agobios e imagina tu nueva casa, construye un futuro para ti y los tuyos y decídete a ponerlo en marcha.

 

mudanza nueva casa

 

 

PENSANDO EN LOS COSTES

 

Hemos de tener en cuenta que las mudanzas, aunque una fuente de preocupaciones, también son un motivo de ilusión y alegría para las familias que han decidido crear su nuevo hogar en una zona diferente. El problema viene cuando el proceso de mudanza nos supone un coste mucho mayor del previsto y, al final, pagamos en demasía. Para evitar que esto ocurra, lo primero que tenemos que hacer es realizar una planificación adecuada, evitando que se convierta en algo caótico y desorganizado, los imprevistos son muy habituales y tenemos que contar con ellos para no estresarnos.

 

Al principio será muy normal que creamos que podemos mover todo solos, aunque en muchas ocasiones nos daremos cuenta de que necesitamos ayuda si queremos ahorrarnos tiempo y dinero y llegar al nuevo hogar relajados y con todo bien organizado. En una ciudad grande como Madrid o Barcelona, el trasladar todos nuestros muebles, electrodomésticos y otros tipos de objetos y artículos será una tarea complicada si no contamos con la ayuda de un equipo de profesionales que sepan cómo gestionar todo el proceso y conozcan los procedimientos para que nada se rompa o pierda durante la mudanza.

 

 

mudanza economica

 

 

 

Uno de los principales problemas de comenzar cualquier mudanza es que el precio se nos suele incrementar mucho a lo largo de todo el proceso y muchas personas optan por realizar el traslado ellas mismas, aunque lo que no saben es que, al final, les puede salir más caro que si contratan a una empresa especializada en mudanzas, debido a que deben ir sumando al coste inicial embalajes, cintas adhesivas, bolsas, vehículos para el traslado... y, en muchos casos, resulta muy estresante y caro lanzarnos a hacer una mudanza económica por nosotros mismos

 

 

LAS BASES DE UNA MUDANZA ECONÓMICA

 

Son muchas las fórmulas que podemos seguir para conseguir que nuestra mudanza resulte económica, podemos ahorrar costes tanto en la planificación, organización o el transporte, la clave para ello es que dejemos a un lado el estrés y las preocupaciones y nos demos un tiempo para gestionar todo el proceso, sin prisas ni improvisaciones; esta siempre es la mejor manera de que no olvidemos nada, no nos demoremos demasiado ni acabemos desanimados, ahorrar es cuestión de saber gestionar bien cada momento.

 

 

Es importante saber qué queremos seleccionar y de qué muebles u objetos vamos a prescindir. Es un momento idóneo para darnos cuenta de la gran cantidad de objetos que hemos ido acumulando a lo largo de nuestra vida, de los que muchos ni sabíamos que existían hasta que los hemos comenzado a empaquetar, de manera que la mudanza nos saldrá más económica si el volumen a trasladar resulta menor, ya que una de las cosas que más incrementa el precio es el transporte, por lo que si reducimos al máximo el espacio en el camión de mudanzas, este será más económico.

 

 

mudanzas economicas

 

 

 

Entre las opciones disponibles para los muebles y objetos en desuso, podemos optar por llevarlos a un punto limpio, regalarlos, donarlos a otras personas o, incluso, venderlos en alguna tienda de segunda mano, ya que podemos ganarles un buen dinero que luego nos servirá para invertirlo en pagar los costes de contratar la empresa de mudanzas u otros servicios derivados y que así el traslado nos resulte mucho más fácil y cómodo, y la mudanza económica. En este sentido, también tenemos que sopesar si compensa trasladar algunos objetos o si es más rentable y cómodo adquirirlos de nuevo en el lugar donde vayamos a vivir; por ejemplo, podemos prescindir de una vajilla vieja que esté incompleta, ya que requiere mayor cuidado y un embalaje especial y es fácil que pueda llegar con roturas o también unos sillones viejos que nos obligan a contratar un vehículo especial para trasportarlos.

 

 

 

Una vez que tenemos claro cuáles son los objetos elegidos para formar parte de nuestra nueva casa, debemos saber cómo distribuirlos por ella para que quepan sin problema. A veces ocurre que, inmersos completamente en la mudanza, no nos damos cuenta de que estamos llevando más muebles y objetos de los que caben en las habitaciones y, al final, el porte resulta en vano porque tenemos que deshacernos de ellos, aunque nos ha supuesto esfuerzo y dinero llevarlos hasta allí.

 

 

 

mudanzas profesionales

 

 

 

Para ahorrar tiempo y dinero debemos organizar todos los objetos en cajas y bolsas catalogados y etiquetados correctamente mediante pegatinas de colores, un inventario o una clasificación por objetos donde separemos los más pesados de los frágiles, y sobre todo y muy útil, por estancias, de manera que todos los muebles por ejemplo, de la cocina o del salón, estén en su propia caja y sean desembalados a la vez para conformar esa estancia. En esta fase no debemos olvidar que los objetos de menor uso deben ser guardados antes y los de una utilización diaria como vajillas, ropa de cama o toallas, en último lugar. Todos los objetos que resulten más frágiles debemos envolverlos por separado con plástico de
burbujas, periódicos o mantas, para evitar que se rompan. En el caso de los más pesados como libros, lo ideal es ir almacenándolos en cajas más pequeñas, que serán más fáciles de transportar.

 

 

Por otro lado, tenemos que mantener al alcance de la mano documentos importantes de la familia como DNI, pasaportes, tarjetas de crédito o tarjetas de sanidad, que en muchas ocasiones quedan perdidos por alguna caja y podemos tener más de una complicación. Antes de irnos, además debemos intentar dejar las gestiones administrativas cerradas, como pagos pendientes. Por otro lado, en la nueva residencia donde vamos a vivir, debemos informar de nuestra llegada al suministro de energía y agua, a bancos, colegios....

 

 

 

organizar mudanza

 

 

No olvides hacer una última revisión de todo antes de irte de tu antigua casa para comprobar que no ha quedado nada, ya que es muy común que con la mudanza nos desaparezca algún objeto.

 

 

OPCIONES MÁS ECONOMICAS

 

Tras la preparación llega el ansiado momento de emprender el traslado, en este punto debemos tener claro que no todas las mudanzas son iguales, existen unas mucho más pequeñas y económicas que podemos realizar nosotros mismos casi en su totalidad, otras que cuentan con objetos muy frágiles y requieren mayor esfuerzo y cuidado y otras que, por volumen y complejidad, requieren de la ayuda de profesionales especializados.

 

En el primer caso, muchos creen que hacer la mudanza uno mismo resulta más económico, pero debemos sopesar si esto es viable o no evaluando distintos criterios como el volumen que vamos a trasladar, la distancia que recorreremos o los medios disponibles. Los artículos menores como ropa, libros o muebles pequeños, los podemos trasladar nosotros o con ayuda de familiares y amigos, pero es cierto que en la mayoría de los casos necesitamos vehículos adaptados, profesional cualificado y una organización mayor.

 

 

mudanza barata

 

 

 

Por otro lado, cuando pensamos en una empresa de mudanzas solemos pensar que nos va a resultar excesivamente caro y no tiene por qué ser así, ya que si nuestra gestión es buena y organizamos la mudanza de forma eficiente, nos ahorraremos tiempo, dinero y muchas preocupaciones. Estas empresas ofrecen diferentes opciones para adaptarse a las necesidades de los clientes, que pueden ir desde montar y desmontar muebles hasta solamente su recogida o el almacenaje y guardado de objetos. En los casos en que los muebles son muy pesados, delicados y valiosos o cuando existen problemas arquitectónicos para hacerlos llegar o sacar de los edificios, resultan opciones realmente útiles.

 

Si nos decidimos por una empresa de mudanzas especializada, debemos saber que para que nos resulte más económico el traslado debemos organizar nosotros mismos todo el proceso, empaquetando y etiquetando las cajas. El precio de cada empresa puede variar, ya que las opciones de las que disponemos son muchas, desde compañías que operan en la misma ciudad o provincia, hasta otras que hacen traslados internacionales; por este motivo existe una gran diversidad de propuestas que también inciden en el precio debido a factores como el tamaño de la vivienda, el volumen a transportar, la distancia o si queremos además otros servicios como guardamuebles, recogida en tiendas, departamentos de arte o empaquetado profesional. Además, estas empresas ofrecen numerosas garantías para la protección de nuestros enseres como seguros de responsabilidad civil, seguros de trabajadores y otros que cubren posibles daños, pérdidas o desperfectos durante la mudanza.

 

 

mudanza

 

 

 

Cuando nos enfrentamos a un proceso de traslado, debemos ante todo detenernos a sopesar muy bien todas las opciones. Por ejemplo, a la hora de contratar una compañía de mudanzas debemos observar que conjugue costes, garantías y servicios prestados, así como que sepa adaptarse a nuestras necesidades. Busca el equilibrio entre precio y esfuerzo y decídete por la opción que mejor te convenga. Recuerda que mudarte es un proceso que implica estrés pero sobre todo crecer, ilusionarte y soñar con una nueva vida.

 

 

¿te parece interesante? ¡compártelo!
¿quieres un presupuesto?
otros temas interesantes
últimas entradas
Imagen de seguimiento