Traslado de oficina o vivienda: ¿se debe hacer solo o con empresas de mudanzas?<< volver
CreacomMartes, 23 de Septiembre de 2014

mudanzas traslado mudanzas internacionales mudanzas de oficinas archivadores mudanzas particulares

En la actualidad, y dada la situación económica y laboral, tener que marcharse de la ciudad o trabajar a muchos kilómetros del lugar de residencia es una realidad. En otras ocasiones, estos traslados son forzosos a causa de fuertes cambios climáticos y catástrofes naturales. Por ese motivo, junto con la importancia y valor que tienen las pertenencias, es muy razonable pensar en la posibilidad de transportar todos los enseres por cuenta propia o con la ayuda de amigos y familiares. No obstante, se puede considerar también la opción de contratar empresas de mudanzas. Son muchos los detalles que se deben atender con el fin de asegurar una correcta ubicación de los muebles de la vivienda o los archivadores de la oficina. Por ello, es recomendable que antes de mudarse, se tengan en cuenta una serie de aspectos.

 

CUESTIÓN DE TIEMPO Y CONVENIENCIA

 

No se puede negar lo fácil que resulta llamar a los familiares y amigos para que colaboren durante el traslado. El problema es que, llegado el momento, no siempre están disponibles o no poseen las capacidades adecuadas para echar una mano.

La contratación de empresas de mudanzas es muy sencilla. Solo hay que revisar los términos y condiciones de contratación y firmar el documento. Después, ellos se encargan de empaquetar todo en cajas, garantizando que llegue al nuevo destino sano y salvo. Al mismo tiempo, estas compañías también se ocupan del montaje y desmontaje, que son las tareas más complicadas de cualquier traslado porque implica ser cuidadoso y tener algo de maña. Con las empresas de mudanzas, se puede disponer de más tiempo durante el periodo de ubicación para otros aspectos como buscar una nueva escuela, asistir a una reunión de trabajo importante o, simplemente, pasar más tiempo con la familia y amigos y aclimatarse al nuevo entorno.

 

descanso 

 

 

CONTAR CON UNA BUENA ORGANIZACIÓN

 

Nadie mejor que el propietario de una vivienda o un negocio para decidir qué se debe conservar y trasladar en una mudanza o qué debe ir directamente al contenedor de la basura y al punto limpio. No obstante, las empresas de mudanzas contribuyen a llevar una perfecta organización durante todo el proceso. Sus empleados no solo clasifican y toman nota de cada uno de los detalles, sino que también realizan fotografías para conocer la distribución de muebles, archivadores o cuadros y así poder adaptarlos al nuevo espacio de la de la forma más similar posible. Teniendo las imágenes, las empresas de mudanzas se encargan de guardar todos y cada uno de los objetos de la estancia, empaquetándolos muy bien con el fin de que se puedan identificar fácilmente y no se maltraten, por muy corto que sea el traslado. 

 

buen empaquetado

 

 

 

OPTAR POR LA SOLUCIÓN MÁS RENTABLE

 

En principio, hacer una mudanza por cuenta propia puede parecer la solución más económica. Basta con agradecer o devolver el favor a los amigos o invitarles después a una comida. No obstante, si se analiza con detenimiento, la contratación profesional de este servicio también puede resultar más rentable.

Con las empresas de mudanzas no es necesario comprar material de embalaje para transportar las pertenencias de forma segura a su nuevo destino, esto es, cartón, cajas de madera, plástico de burbujas, cintas de embalaje o espuma. Cuando es uno mismo el que se encarga de la mudanza, todo tiene que adquirirse con anterioridad para proceder al empaquetado. Además, si se compra material en exceso, hay que tener en cuenta que no tendrá más usos. Sin embargo, este problema no se plantea con las empresas de mudanzas, ya que pueden utilizar nuevamente los materiales adicionales en otro trabajo. También hay que tener en cuenta que con la externalización se ahorra dinero en el transporte de mercancías, así como en el gasto de combustible para el traslado.

 

 

 empaquetado

 

 

TENER TRANQUILIDAD MENTAL

 

La mudanza puede ser un proceso muy agobiante. Hay muchas razones por las que un individuo, empresa o familia podría tener que trasladarse de su entorno habitual a un sitio nuevo y desconocido: un nuevo trabajo, la compra de una casa propia o la mudanza a otra ciudad de parte de la familia. Todas estas situaciones suelen ir acompañadas de cierta dosis de nerviosismo y melancolía, por lo que el apoyo familiar puede resultar de gran ayuda en un momento dado.

Pero delegar el trabajo en profesionales puede mitigar buena parte del estrés asociado en este proceso. De esta manera, no hay que preocuparse por la forma de embalar y transportar muebles de grandes dimensiones, cajas, archivadores o artículos frágiles. Las empresas de mudanzas pueden completar el trabajo de empacar toda una oficina o vivienda en muy poco tiempo, con mucho cuidado y precaución y sin necesidad de ningún tipo de supervisión.

 

 

 tranquilidad mental

 

 

ASEGURAR EL VALOR DE LAS PERTENENCIAS

 

Otro de los principales beneficios de la contratación de empresas de mudanzas para transportar las pertenencias de un hogar o lugar de trabajo es que la mayoría ofrece algún tipo de seguro. Normalmente, se incluye en el contrato para que cubra, al menos, una parte del valor de los enseres que se deben trasladar. También se puede escoger la opción de añadir un seguro adicional, por cuenta propia o directamente con la empresa de mudanzas, si se considera que el del contrato inicial no es suficiente.

 

 

valor de las pertenencias 


PREVENIR LESIONES CORPORALES

 

Las empresas de mudanzas están acostumbradas a desplazar muebles y objetos pesados diariamente. Pueden desenvolverse sin problemas cuando hay alturas, escaleras o espacios estrechos. Durante una mudanza, los esguinces, distensiones y desgarros, en general, pueden ser bastante habituales. En este sentido, la espalada es precisamente la parte del cuerpo más afectada durante un traslado de este tipo. Los profesionales de las mudanzas cuentan con la experiencia y el equipo necesario para manejar objetos pesados, además de herramientas útiles y apropiadas para tales ocasiones. Por ejemplo, la falta de guantes, cinturones para la espalda, carros y carretillas elevadoras puede ocasionar problemas posteriores.

Las lesiones son, en ocasiones, consecuencia de técnicas inapropiadas, como levantar cargas demasiado pesadas. Los trabajadores de este tipo de compañías se aseguran siempre de hacer movimientos lentos, así como de adoptar la postura correcta, manteniendo la espalda recta en todo momento. Son especialistas con mucha experiencia, algo de lo que suelen carecer los familiares y amigos, por lo que al contratarlos se evitan lesiones y peligros innecesarios.

 

lesiones

 

 

CONSERVAR LAS PERTENENCIAS EN BUEN ESTADO

 

Empaquetar vajillas, cuadros o documentos en archivadores no reviste mayor complicación. Uno mismo puede hacerlo fácilmente sin precisar mucha ayuda. Pero cuando se trata de levantar o mover elementos pesados y de enormes dimensiones, como armarios, camas o electrodomésticos, es bastante habitual perder el control de la situación. Esto significa que los objetos grandes se pueden caer, inclinar o girar, lo que no solo supone un riesgo de lesión personal, sino un daño o rotura para el objeto en cuestión.

Por otra parte, también se puede estropear el suelo, las puertas y paredes de la oficina o vivienda. Algo que en principio puede parecer muy sencillo, sobre todo contando con la colaboración de amigos y familiares, puede implicar después reparaciones costosas. En este sentido, las empresas de mudanzas extreman todas las precauciones para evitar males mayores.

 

buen estado

 

EVITAR DAÑOS EN VEHÍCULOS PROPIOS O AJENOS

 

Una vez que se que logra sacar los objetos grandes y pesados fuera del edificio, es posible que haya que desplazarlos a otro lugar. A no ser que se tenga un automóvil grande, existe un riesgo de daño real para el vehículo. Se puede rayar el exterior o, por ejemplo, estropear el interior tratando introducir muebles y objetos de gran envergadura. También hay que tener en cuenta que la gran mayoría de los coches y furgonetas no están diseñados para transportar material muy pesado.

En este caso, sería necesario pedir una camioneta o alquilar un vehículo apto para este tipo de traslados. Es posible que los amigos y familiares tengan alguno y que estén dispuestos a cederlo durante el tiempo que dure el traslado, pero, con seguridad, las empresas de mudanzas ya cuentan con ellos en su flota.

 

 

daño en vehiculo

 

¿HACERLO SOLO O CON EMPRESAS DE MUDANZAS?

 

Aunque en principio pueda parecer que una persona sola está capacitada para realizar una mudanza completa y, así, ahorrar algo de dinero, hay que considerar muchos aspectos antes de embarcarse en un proceso de esta envergadura. En ocasiones, los compañeros, vecinos y seres queridos pueden ser excelentes colaboradores; sin embargo, después de considerar todos los factores, la contratación de empresas de mudanzas se convertiría en una buena solución. No obstante, antes de elegirla, es preciso conocer el estado de su licencia, los tipos de camiones y equipo que utilizan, así como su sistema de fijación de precios y política de cancelación.

En cualquier caso, el tiempo, el esfuerzo y el trabajo físico son cuestiones que se deben valorar cuando se trata de encontrar una
compañía de calidad, que realice un trabajo impecable y que sea económica. El traslado requiere días o semanas antes de embalar libros, muebles, vajillas, ordenadores y archivadores. Las empresas de mudanzas con experiencia son capaces de empacar todas las pertenencias con rapidez, además de trasladarlas y colocarlas en el lugar adecuado con absoluta profesionalidad.

 

 

¿te parece interesante? ¡compártelo!
¿quieres un presupuesto?
otros temas interesantes
últimas entradas
Imagen de seguimiento