Los criterios que deben tenerse en cuenta para elegir las mejores empresas de mudanzas<< volver
Miércoles, 5 de Agosto de 2015

mudanzas sabadell empresas de mudanzas

La mayoría de las personas ha tenido que mudarse de vivienda, ciudad o país, al menos, una vez en la vida. Antes de decidir qué hacer con los enseres adquiridos durante el paso de los años, tendrá que elegir los servicios de una de las empresas de mudanzas del mercado; o, en el supuesto de que el nuevo hogar cuente con menos espacio del que, realmente, sería necesario, buscar una empresa de mudanzas en Terrassa o Ávila que les guarde los objetos que no caben en el nuevo domicilio al que se mudarán próximamente.

 

 

Por ello, lo primero que una persona que se muda a otro domicilio debe hacer es buscar la ayuda de unos profesionales que no solo presten servicios por trasladar los muebles, sino que también los protejan durante el transporte y hagan que este mobiliario llegue en condiciones óptimas a su destino final: un nuevo piso en la playa, el añorado destino laboral o el retorno a la ciudad para aquellos que decidieron, en cierto momento, irse a vivir a las afueras y, luego, cambiaron de opinión. Ello sin que cambiar de domicilio, vida y lugar suponga un trauma, a la hora de ponerse en marcha para hacer la mudanza, y para que esta sea realmente ordenada y efectiva.

 

 

La familia que se muda debe tener en cuenta los siguientes criterios a la hora de elegir la empresa de mudanzas que se encargará de trasladar sus enseres de su residencia al nuevo domicilio, con el objetivo de que cumpla estas expectativas y solucione felizmente todo cambio.

 

 

 

mudanza familia

 

 

 

EL PRECIO

 

 

Mudarse siempre es motivo de alegría y entusiasmo, cuando se trata de acometer nuevos proyectos, y supone una razón para la que es necesaria ayuda, ya que, con tantos objetos acumulados a lo largo de los años no es posible hacerlo solos. También hay que tener en cuenta la economía. A la hora de decidir contratar un servicio, el cliente siempre baraja distintas posibilidades y, en muchas ocasiones, se decanta por la más barata. Sin embargo, el criterio a seguir debería ser el del coste-servicio. No siempre la opción más barata es la más adecuada.

 

 

Es importante valorar el coste, cuando uno se dispone a hacer la mudanza, pero sin dejar de tener en cuenta la correspondencia del precio con los servicios que ofrece la empresa en cuestión. Es necesario analizar si esta dispone de camiones especializados en el transporte de muebles; cuánto personal se dedicará a la mudanza, en concreto; los materiales que usarán en el trabajo; cómo serán extraídos los muebles de la vivienda (a través de la puerta o por una ventana, con escaleras elevadoras o cuerdas, etcétera)... Es decir, el precio es importante, pero siempre en relación al servicio que se desea. Si de lo que se trata es que la mudanza se desarrolle con las garantías adecuadas, es importante que la empresa disponga de los recursos necesarios para cumplir los fines.  

 

 

 

 

LA SEGURIDAD

 

 

Otro de los criterios a tener en cuenta es la seguridad. La mayor parte de los objetos que se trasladan en una mudanza son frágiles y, por tanto, se pueden dañar con extrema facilidad. Es importante que la empresa elegida para la mudanza cumpla con los criterios de seguridad más altos, en beneficio de los enseres y con el objetivo de que, al llegar al nuevo hogar, no se hayan producido desperfectos en los objetos.

 

 

Es necesario confiar en la empresa a la que se entregan objetos de valor y, en muchos casos, objetos que, aunque no sean costosos, sí poseen un valor sentimental, por lo que no pueden ser sustituidos fácilmente. Pero, para confiar en ella, la empresa debe ofrecer garantías del cumplimiento de todas las normas de seguridad del sector.

 

 

Es decir, se necesita una empresa que disponga de trabajadores con experiencia y que ayuden a lograr con seguridad el objetivo. El transporte de enseres por personas que no son sus propietarios debe ir siempre de la mano de profesionales.

 

 

empresa profesional 

 

 

LA EXPERIENCIA

 

 

Sin lugar a dudas, quedan descartados los profesionales sin experiencia: el cliente debe decantarse por una empresa seria en el sector de las empresas de mudanzas. Una empresa con años de experiencia y cuidado de los objetos ajenos y que evite golpes innecesarios y riesgos elementales con grandes muebles y pequeños objetos íntimos que se van guardando para recordar los mejores momentos de las personas. Eso sí, siempre ayudados en la previa preparación y organización de la mudanza. Se ha de ofrecer la información como es debido y se ha de orientar mediante la opinión de expertos en la clasificación de los objetos en cajas de cartón u otros contenedores que estén disponibles.

 

 

 

 

EL BUEN SERVICIO

 

Pero no todo concluye aquí, todo el mundo busca un buen servicio, basado en el trabajo de personas fuertes, organizadas y dispuestas a colaborar, con habilidad, en el manejo de máquinas específicas para las mudanzas. Y en el menor tiempo posible.

 

 

También el cliente buscará que se le proporcionen respuestas adecuadas a sus necesidades de cambio, de mudanza a un lugar donde se iniciarán nuevos proyectos, acompañado de los seres más queridos o, quizás, tan solo de esa vieja mascota que siempre le acompaña en momentos difíciles. Proporcionar un servicio adecuado tiene como resultado la realización de un trabajo de calidad. El precio nunca de ser un obstáculo para contratarlo.

 

 

 

mascota mudanza 

 

 

LA CALIDAD

 

 

Pensar en un término que confiere un valor añadido a todo el esfuerzo de las empresas de mudanzas con la máxima de hacerlo extraordinariamente bien, significa una apuesta por la calidad, tanto en la prestación del servicio como en los medios utilizados para desarrollarlo. La calidad avala al sector de las empresas de mudanzas consolidadas, en el que el cliente debe distinguir entre riesgo y garantía y seguridad y calidad, en todos los sentidos (tanto en el que se centra en la calidad del factor humano, como en la calidad de sus servicios y la de una empresa con muchos años de experiencia en un sector que ha sufrido, como en muchos otros, la invasión de intrusos).

 

 

 

LA GARANTIA

 

 

Las leyes de consumo exigen a las empresas una garantía por el producto o servicio prestado. El servicio de mudanzas no queda exento de estas normativas, unas reglas a las que estas empresas de mudanzas han sido fieles desde sus orígenes. Sin embargo, con la llegada de los tiempos modernos y la progresiva aparición de empresas fantasmas en el sector, toda esta realidad se ha desvirtuado y se han causado daños de miles de millones de euros.

 

 

Es fundamental que la empresa por la que se ha optado ofrezca, por contrato, una serie de garantías para que, en caso de pérdida, deterioro, inundación, incendio, etcétera, puedan ser restituidos los objetos dañados o perdidos o, al menos, se abone una cifra que compense el mencionado deterioro o la pérdida.

 

 

 

 

LA INFORMACIÓN ADECUADA

 

 

El cliente final también buscará en los portales de las empresas de mudanzas la información precisa y necesaria que cumpla los criterios que han sido enumerados. En este sentido, estas empresas cuentan con espacios en la web para orientar a sus clientes en sus principales dudas y ofrecen presupuestos a medida, contacto con el departamento de contratación de la mudanza, planificación en el trabajo y orientación al cliente para una adecuada preparación de los objetos que tendrán que transportar de un lugar a otro, sin olvidar que algunas páginas, incluso, disponen de la posibilidad de contratación online. Es decir, una empresa que ofrezca a través de Internet soluciones al servicio demandado.

 

 

 

información

 

 

 

 

 

SOLUCIONES E IMPREVISTOS

 

 

Una vez acabada la mudanza, el trabajo de la empresa no ha terminado. A veces, ocurre que el cliente recibe los muebles en su nuevo hogar y comprueba que no puede introducir en la vivienda un ropero o un escritorio. Para eso, también hay solución: las empresas de mudanzas de todo el territorio ofrecen espacios alternativos para almacenar, con seguridad, todo lo que no es posible guardar en casa o que no se usa con frecuencia. Por un módico precio mensual, muchas empresas de mudanzas ofrecen la posibilidad de cuidar de los muebles y efectos personales.

 

 

 

 

EL FACTOR TIEMPO

 

 

Por último, a la hora de contratar una empresa se ha de tener en cuenta el factor tiempo. La empresa de mudanzas ha de garantizar unos plazos de recogida y entrega de los enseres, para evitar que el cliente se vea desprovisto de aquello que necesita, una vez realizado el cambio de domicilio. En ocasiones, ha ocurrido que el cliente se ha instalado en su nueva residencia, sin disponer de los muebles que habían salido de su antiguo hogar, lo que le crea dificultades.

 

 

En cualquier caso, siempre son necesarios profesionales con títulos en Seguridad e Higiene en el Trabajo u otras aptitudes que los hacen liderar el mercado de las mudanzas, un sector que también tuvo que adaptarse a los nuevos tiempos, pero que rueda con una garantía y unos precios cada vez más competitivos. Ofrece, por último, la posibilidad al cliente de respirar, con seguridad y en buenas manos.

 

 

 

 

Pide presupuesto 

 

 

¿te parece interesante? ¡compártelo!
¿quieres un presupuesto?
otros temas interesantes
últimas entradas
Imagen de seguimiento